Una familia griega en Bilbao
Hace ya dos años que nos enamoramos de Bilbao y montamos nuestro propio restaurante griego aquí, en la capital del mundo.

Descubrimos Bilbao casi de casualidad, y nada más recorrer sus calles supimos que teníamos que hacer una parada aquí. Somos Antonio y Tino, los responsables de traer un trocito de Grecia a Bilbao.

Nuestras familias de una manera u otra siempre han estado relacionadas con la gastronomía y la restauración, y viendo que no había ningún local en Bilbao donde se pudiera degustar la auténtica comida griega, decidimos trasladarnos a esta ciudad cosmopolita y acogedora.

La esencia de la cocina griega en Grecocina

Desde el primer momento quisimos traer la esencia de la cocina griega a Bilbao, pero dentro de un espacio moderno y confortable, que rompiera con los estereotipos de las tabernas griegas.

Nuestra filosofía es acercar el olor, el sabor y la vista, de aquellas recetas de nuestra infancia. Cada plato tiene una historia que la relaciona con el sol cálido de nuestros campos, el sabor a Mediterráneo o la frescura de la huerta. Nuestro chef Chris Karagiannopoulos, hace que cada receta respire sabor a Grecia, es la diferencia profunda entre ser griego o aprender a cocinar recetas griegas. Eso hace diferente a Grecocina, el valor de lo auténtico.

Aceite de oliva virgen griego en nuestros platos

Como en todo el Mediterráneo, los aceites griegos son espectaculares, base de las más tradicionales ensaladas griegas. En Grecocina, no hemos querido olvidarnos de este ingrediente fundamental y siempre está presente en nuestra cocina.

El sol del Mediterráneo hace que los olivos produzcan unas aceitunas dignas del mejor oro líquido del mercado. Los olivos se cultivan en Grecia desde tiempos inmemoriales. Para los antiguos griegos, el árbol del olivo representaba, entre otras cosas, paz, debido a la tranquilidad que emanaba. Era tan apreciado, que los ganadores de los antiguos juegos olímpicos ganaban una corona hecha con una rama de olivo salvaje.

El olivo, sus frutos  y el aceite de oliva, están muy vinculados a la cultura griega, ya que como podemos apreciar en la mitología griega, se atribuye la fundación de Atenas a Cécrope, hacia el siglo XVI a. c. y a su promotora y protectora, la diosa Atenea quién, según la leyenda, hizo brotar un olivo en la ciudad con la punta de su lanza.

aceite-oliva

Recetas tradicionales griegas en Bilbao

La modernidad de nuestro local no tiene que engañarnos, cocinamos basándonos en las recetas más ancestrales de nuestro país de origen. Algunos productos los traemos directamente de Grecia, otros lógicamente, los compramos a los productores locales, sobre todo la carne y verduras que son estupendas en Euskadi.

En nuestra carta encontrarás platos vegetarianos que tienen como ingrediente principal la berenjena, el tomate, los champiñones o los calabacines. Pero también, estupendas carnes, cocinadas al más puro estilo griego: kléftiko (cordero al horno deshuesado), suvláki (brocheta de cerdo) o mprizóla (chuletón de ternera).

Por supuesto no pueden faltar los platos más típicos de la cocina tradicional griega como la mussaka, el tzatziki, la ensalada griega o yogurt griego.

vino-griego

Los mejores vinos griegos en Grecocina

Servir una comida griega sin ofrecer un vino griego, para nosotros era un delito. Aunque los vinos griegos no son muy conocidos fuera del país, hemos de tener en cuenta que el vino ha estado desde tiempos inmemoriales unido a la cultura del país.

Grecia cuenta con cerca de 300 variedades de uva autóctonas, la mayoría de las cuales están muy localizadas y dotadas de un carácter propio. La mitad de los viñedos está destinada a la producción de vinos y, el resto, a uva de mesa y pasas.

La gama de vinos griegos es amplia, blancos secos, tintos, moscateles dulces, tintos generosos e, incluso, espumosos. La producción anual alcanza los 600 millones de botellas, de la cual el 65-70% es vino blanco, incluido el famoso retsina. La mayoría de los vinos griegos y los blancos en particular, se disfrutan más cuando son consumidos jóvenes, con la excepción de unos cuantos como los Naoussa y los Nemea que deben más bien envejecer, algunos incluso durante mucho tiempo.

Si consultas nuestra carta de vinos, verás que ofrecemos varios vinos griegos de calidad para acompañar nuestros platos. Si no sabes cómo maridar, nosotros te aconsejamos para que la comida resulte una experiencia maravillosa.